Equipo

rss envía tu CV
02.02.2009

Comunicación en beta

Lo primero, y aunque ya lo hayamos hecho a través de numerosos espacios, queríamos volver a dar las gracias a todas las personas que asistieron, tanto físicamente como online. No sólo porque el hecho de que estuvieran supuso en sí un apoyo indiscutible, sino porque además de estar estas personas fueron, se involucraron y nos ayudaron con sus preguntas a encontrar respuestas sobre lo que somos y lo que queremos ser. Nos dieron una lección de eso que tanto nos gusta y que tiene que ver con la pedagogía de la pregunta.

La decisión de hacer público este cambio es que en los procesos de reflexión acerca de nuestra propia identidad teníamos que confrontar lo que habíamos desarrollado con nuestro público. Claro, al pensar en ese público nos dimos cuenta de que muchas de las personas que nos siguen o queremos que estén atentas a nuestra actividad, están naturalmente en la red o en otras partes que no son Sevilla: había que emitirlo en vídeo y en directo. Además de propiciar una oportunidad para explicar mejor qué somos y hacemos, era una oportunidad para reivindicar el medio Internet como el espacio natural que nos ha visto crecer y que nos permite hacer de forma más coherente la comunicación en la que creemos. Una comunicación que difumina los roles de emisor y receptor, donde la audiencia pasa a ser usuario, donde se permite el hipertexto y la interrelación, donde podemos licenciar nuestros contenidos y difundirlos libremente...y todo esto a tiempo real.

En cuestión de televisión por internet nunca hemos sido muy partidarios del concepto de directo. Pero ésta era una buena ocasión para probar algo que queremos desarrollar durante el festival: emitir en directo las conferencias que se producirán en el Simposio Educación Expandida. A las 20h fue llegando la gente. A las 20:25 había unas 30 personas en nuestra oficina y otras tanta conectadas ya al streaming. Empezamos.

La primera de las reflexiones que queremos compartir es bastante clara: como rueda de prensa, ha sido la más exigente, rica y completa en la que hemos estado nunca. Nunca, en ninguna de las que hemos hecho en Sevilla y a las que han asistido muchos periodistas, nos habían hecho preguntas tan certeras, tan específicas y con tanto conocimiento de causa acerca de lo que hacemos.

Esto nos lleva a pensar sobre qué está pasando en las grandes estructuras mediáticas. A estas alturas de la película ya sabemos que los grandes medios están demasiado ocupados en cuidar a sus anunciantes más que en cuidar los contenidos propios que generan. Por eso cuando hemos celebrado otras ruedas de prensa con medios, fotógrafos, dossieres, sponsors y enaras varias, nos hemos sentido fuera de lugar. Hasta el punto de caer en la trampa de instrumentalizar la presencia periodística y traducirla en éxito a pesar de recibir preguntas del tipo "¿Os llegan cortometrajes de amor?". Claro, la frustración ante este tipo de preguntas es grande. Primero porque llevamos años defendiendo que no somos un simple festival de cortos. De hecho casi nunca utilizamos la palabra corto. Por otro lado es una pregunta fuera de toda pertinencia. Pero lo que es más grave y más preocupante: ¿por qué tenemos que depender del criterio acerca de lo noticiable para los medios? Sabemos que el proceso de comunicación es una negociación, donde en muchas ocasiones lamentablemente triunfan las rutinas de producción de la empresa informativa, con toda la urgencia y frialdad que eso representa. Pero una cosa es ser consciente de eso y otra muy distinta es que de repente tomes conciencia de que el periodista no conoce tu proyecto, no se interesa por él y por tanto no puede hacerte "buenas preguntas".

Por todo esto, algo de lo que sucedió ese día nos parece especialmente paradigmático del momento que vive la comunicación y que enlazamos con el párrafo anterior : cualquiera hizo de periodista. Algunas de las personas que estaban lo son de formación, otras de profesión...pero muchas otras de las que hicieron preguntas...simplemente no lo son. Y qué más da. Esa es la cuestión. Todos comunicamos, todos preguntamos, todos conversamos. Y aquí quizás habría que traer a colación una reflexión que el periodismo tradicional debería hacerse: ¿Qué se está haciendo mal para que "cualquiera" pueda hacer mejores preguntas de las que hace un periodista? ¿Qué está fallando en las estructuras mediáticas para que eso pase así?

Desde luego no somos dogmáticos de esta cuestión y lo que queremos es generar ese debate. Por otra parte, somos conscientes de que muchas de las personas que preguntásteis durante el evento sois amigos o colaboradores. Sin embargo, confesamos y reconocemos aquí que algunas de esas preguntas eran tan exigentes, que son algunas de las que nosotros mismos nos hemos hecho a lo largo del proceso de reformulación de nuestra identidad.

Precisamente por esto, podemos afirmar algo sobre nuestra rueda de prensa 2.0: lo que sucedió en ese momento sí fue una conversación en red. Lo fue porque en una conversación se improvisa, porque en una conversación se cuestionan los principios, los valores que rigen el sistema. Lo fue porque vuestras preguntas nos han ayudado a seguir pensando más aún en nuestra identidad. Lo fue porque esperamos que nuestras reflexiones os sirvan para crear las vuestras propias. Y lo fue porque ayer preguntásteis vosotros y mañana nos tocará a nosotros. Pero sobre todo lo fue porque no hay nada concluido, porque una conversación siempre ha de llevarnos a un lugar diferente al que nos encontrábamos en un inicio, y eso no es mérito exclusivo de ZEMOS98. Lo que pasó ese día no hubiera pasado de ninguna manera si las personas presentes no llegan a asumir el papel que asumieron.

Exacto, nosotros los medios. Nosotros, ZEMOS98, somos lo que somos gracias a cosas como las del otro día. Gracias a trabajar en un modelo de que ensayo/error basado en la pedagogía de la pregunta. Un modelo en el que afirmamos orgullosos que somos jóvenes con experiencia pero que nos queda mucho por aprender. En un modelo que cree en una forma de hacer comunicación, que es "comunicación en beta", en constante construcción, en un bucle dialogado entre lo exterior y lo interior, entre el vosotros y el nosotros, en la contradicción de gestionar todo esto sintiendo que no todo lo que digamos le tiene porqué interesar a todo el mundo pero al mismo tiempo necesitamos saber qué pensáis sobre lo que hacemos.

Porque queremos combatir la desidia y el daltonismo de los medios de comunicación y porque queremos refundar los canales y hacerlos nuestros antes de que sea demasiado tarde.

Por último os dejamos con una improvisada entrevista que resume a grandes rasgos este artículo y que nuestro amigo, periodista y conversador Juanlu nos hizo en el último programa de Radioactivos, el podcast de ZEMOS98.

http://a18.video2.blip.tv/1930000587148/Zemos98-EntrevistaJuanluSnchez341.mp3

923

comentarios

comentar

1 - Pedro Jiménez | ZEMOS98 02/02/2009 - 20.56

Excelente reflexión... y conclusión para un evento que no hemos hecho nunca como tal con ninguna de las otras marcas... Y bueno las ruedas de prensa 0.5 seguirán siendo más necesarios para los políticos que para nosotros ;)

2 - Mercè 17/02/2009 - 15.57

La pedagogía de la pregunta es muy peligrosa para ruedas de prensa al uso, porque expone al emisor a un riesgo que debería asumir, pero que no lo hace. De hecho, se resume al control, tema que da para mucho. Vosotros habéis dejado el control en manos del otro. Y eso es peligroso.

3 - Rubén Díaz | ZEMOS98 17/02/2009 - 19.26

Hey!

La libertad siempre ha sido un problema. Sobre todo para los opresores, que es de donde parte esta pedagogía de la pregunta y que tratamos de reutilizar en la medida de lo posible, adaptar a un contexto y lenguaje distintos. A muchos actores no les gusta nada exponerse siguiendo esta metodología (o la bretchiana) porque no tienen el control de lo que va a pasar en muchas ocasiones.

Sin embargo... pensamos que la transparencia y la cooperación con la comunidad son importantes (tanto a nivel estratégico como en lo "ético-político"), y es desde luego parte de un proceso de investigación-producción-divulgación abierto que ahora mismo estamos construyendo entre todos y está en beta permanente. Por lo que calibrar el riesgo es algo que hacemos en relación a un modelo anterior, pero no sabemos aún hasta qué punto va a ser o no fundamental atendiendo a un nuevo paradigma comunicacional. La experimentación suele ser peligrosa, pero es que el control es muy aburrido, y aún más peligroso! :P

Un besote!

r.

4 - Claudia Simó 12/11/2010 - 19.19

Precisa radiografía de la comunicación actual. Supongo que son muchos los factores que influyen pero creo que entre ellos uno de los elementos que está fallando en el engranaje es que los medios de comunicación fabrican productos sociales y culturales de consumo como si fueran salchichones, o tornillos, o tablas de planchar. Solo importan los beneficios, de hecho se invierte más en los departamentos de publicidad que en los de redacción.

Luego viene la desgana de los periodistas ante lo que yo llamo las "esposas", las que les ponen sus propios medios y a estos sus anunciantes, o los amos políticos para los que vocean...Sumado a jornadas de trabajo interminables, con mala remuneración y con la misión de producir contenidos, sin importar el para qué ni el por qué, y sin más objetivo que el de echar páginas fuera. A los periodistas no se les deja trabajar, se les imponen ritmos de trabajo en los que la investigación, la documentación, la busqueda..casi no tienen cabida.

La libertad de expresión y nuestro sistema de convivencia sobreviven gracias a la gran plataforma de las preguntas, de las voces, de los contenidos que es internet y que está permitiendo que millones de personas en todo el mundo no tengan que aceptar como buena la información filtrada por los medios.

Me ha gustado mucho vuestra reflexión.
un abrazo.

5 - AtxHLVQSQFwoyFvI 30/07/2015 - 14.04

ueTi4g gddqguojsvfy, [url=http://tfgyltebesbg.com/]tfgyltebesbg[/url], [link=http://sqftqwnnunid.com/]sqftqwnnunid[/link], http://oovxkzpuhkkv.com/

comentar


  • Por favor, cíñete al contenido propuesto, sé respetuoso contigo y con los demás, con la ortografía y la gramática. Los comentarios pueden ser moderados por una cuestión de SPAM, pero además nos reservamos el derecho a no publicar cualquiera que resulte violento u ofensivo